abril 24, 2024 9:48 pm
  • No vamos a ocultar ninguna responsabilidad; Morena no puede ser tapadera de nadie, insiste Ricardo Monreal

El Pleno del Senado de la República aprobó citar a comparecer a Francisco Garduño Yáñez, titular del Instituto Nacional de Migración, para que informe puntualmente sobre los sucesos acontecidos en la estación migratoria ubicada en Ciudad Juárez, Chihuahua.
Sin embargo, la Asamblea no aceptó la propuesta del senador Ricardo Monreal para citar a comparecer a los secretarios de Gobernación, Adán Augusto López Hernández; y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.
El coordinador parlamentario de Morena insistió en que Morena no será tapadera de nadie y “no vamos a ocultar ninguna responsabilidad, violación a derechos humanos o excepción a la aplicación de la ley, vamos a ser firmes y vamos a exigir justicia”.
En este sentido propuso que sólo comparecieran los titulares de Segob y de la SRE, para que estos funcionarios informaran sobre las medidas y protocolos de seguridad en los diferentes centros migratorios, pero con 39 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones, el Pleno del Senado rechazó su petición.
Monreal afirmó que no se aceptará la impunidad por el incendio y la muerte de los migrantes, por lo que “no vamos a solapar ningún tipo de delitos, ni a encubrir ninguna conducta antijurídica”.
Además, con 37 votos a favor y 49 en contra, el Pleno del Senado rechazó la propuesta de la senadora Kenia López Rabadán e integrantes del Grupo Parlamentario de PAN, para exigir la renuncia de los secretarios de Gobernación, Adán Augusto López Hernández; y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; así como del titular del Instituto Nacional de Migración.
De esta manera, Francisco Garduño deberá informar al Senado sobre las medidas y protocolos de seguridad para los migrantes, que se tienen establecidas en los diferentes centros migratorios que tiene bajo su autoridad y competencia en el país.
La Cámara también exhortó a las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, así como al Instituto Nacional de Migración, a que implementen acciones inmediatas de atención y reparación del daño, en razón del incendio ocurrido el 27 de marzo en Ciudad Juárez.
Además, hizo un llamado a la Fiscalía General de la República y a la Secretaría de la Función Pública, para que inicien los procedimientos de investigación y responsabilidad administrativa, para deslindar responsabilidades y se decreten las medidas cautelares correspondientes.
Y pidió que las víctimas sean inscritas de manera urgente en el Registro Nacional de Víctimas, para que se garantice que sus familiares puedan trasladarse al país para realizar los trámites necesarios, así como el traslado de los cuerpos a sus lugares de origen, y en su caso, la atención psicológica, médica y jurídica que sea necesaria, así como la reparación integral del daño.
La discusión sobre la muerte de los 38 migrantes tuvo una duración de más de seis horas, en la que los legisladores demandaron deslindar responsabilidades de la tragedia que consideraron como un “crimen de Estado”, por las múltiples violaciones a los derechos humanos de los migrantes.
Beatriz Paredes Rangel, del PRI, señaló que los sucesos ocurridos en Ciudad Juárez son consecuencia de una política “obsecuente y errática”, pues México debe demostrar una política migratoria respetuosa y humanitaria.
“Nuestra solicitud de perdón y nuestra vergüenza con los migrantes de todos los países que pisan suelo mexicano y que no tienen la atención que merecen como seres humanos”.
Clemente Castañeda Hoeflich, senador de Movimiento Ciudadano, expresó que no es una tragedia fortuita, sino consecuencia directa de una política sistemática del presidente Andrés Manuel López Obrador, que afecta a las personas que están en tránsito por nuestro país. “Es un crimen de Estado por la negligencia de la autoridad y porque pudo haberse evitado”.
El senador Emilio Álvarez Icaza Longoria, del Grupo Plural, señaló que en nuestro país sistemáticamente se violan los derechos humanos de los migrantes, porque se les persigue y se les tortura, “eso es un crimen de Estado, porque si encabezan la indignación deben ponerse a la altura de la tragedia y dejen de minimizar los hechos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *