junio 20, 2024 1:29 pm


Las dirigencias del PAN y PRD repudiaron las agresiones a migrantes por parte de elementos de la Guardia Nacional, del Ejército Mexicano y del Instituto Nacional de Migración en Ciudad Hidalgo, Chiapas, que dejaron al menos a 10 extranjeros heridos, en un supuesto enfrentamiento con traficantes de personas.
“Es lamentable, es penosa la política de migración que aplica el presidente López Obrador de ver a los migrantes como delincuentes, de perseguir y encarcelarlos. Ahí está el caso de los 40 extranjeros que fallecieron en una cárcel del INM hace seis meses, donde hay completa impunidad de su titular, Francisco Garduño, que dice que duerme tranquilo a pesar de ser el responsable”, dijo la secretaría general del PRD, Adriana Díaz Contreras.
En entrevista dijo que el Presidente se jacta ante América Latina de que es un líder humanista, que defiende los derechos humanos de los migrantes, pero en los hechos hay una política que nos ha convertido en el policía migratorio de Estados Unidos, en donde el Ejército y la Guardia Nacional no detienen a los delincuentes, sino la usa para reprimir y detener migrantes.
De acuerdo a la información en un enfrentamiento entre presuntos traficantes de personas y elementos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional (GN), Instituto Nacional de Migración (INM) y policía municipal registrado este jueves en Ciudad Hidalgo, localidad fronteriza con Guatemala, dejó al menos 10 migrantes heridos.
Por su parte, la dirigencia nacional del PAN, repudió los hechos y exigió al gobierno de Morena garantizar los derechos humanos ante esta precupante crisis migratoria, aseguró el secretario de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, Omar Miranda.
Indicó que los recientes acontecimientos relacionados con la suspensión de las operaciones de trenes de carga, en respuesta a la masiva aglomeración de migrantes, que buscan una vida mejor en Estados Unidos, son un reflejo de la falta de políticas efectivas para proteger y velar por los derechos humanos de esta vulnerable población.

Es paradójico que mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador pronunció en el Grito de Independencia de México un “¡Vivan los migrantes!”, su actuar y el de su gobierno son totalmente contradictorios. La realidad en nuestras vías ferroviarias es la de miles de personas desesperadas, muchas de ellas lesionadas o fallecidas, que arriesgan sus vidas en busca de un futuro digno, señaló.

“Es inaceptable que el gobierno mexicano no ofrezca soluciones y garantice la seguridad de los migrantes, lo cual obliga la suspensión de las operaciones de Ferromex. Esta medida, aunque justificada por la necesidad de evitar tragedias, es un claro indicativo de la falta de una política integral y humanitaria en materia migratoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *