abril 23, 2024 5:18 am

Las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos Segunda, que
presiden los senadores Ernesto Pérez Astorga y Rafael Espino de la Peña, respectivamente,
aprobaron los dictámenes para reformar la Ley Federal de Derechos y expedir la Ley de
Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2024.
Los legisladores también avalaron los proyectos que modifican la Ley Federal de Presupuesto
y Responsabilidad Hacendaria, en materia del Fondo de Estabilización de Ingresos
Presupuestarios, y otro en Materia de Anexos Transversales.
Con 12 votos a favor y siete en contra, la Comisión de Hacienda y Crédito Público aprobó la
reforma a la Ley Federal de Derechos, mientras que la Comisión de Estudios Legislativos
Segunda, lo avaló con 10 votos a favor y cinco en contra.
Dicha propuesta busca dar continuidad a la política tributaria en materia de servicios aduaneros,
de competencia económica, marítimos, educativos, forestales, así como por el uso, goce o
aprovechamiento de aeropuertos federales y aguas nacionales, cuerpos receptores de las
descargas de aguas residuales, espectro radioeléctrico y bienes culturales propiedad de la
nación.
Posteriormente, la Comisión de Hacienda y Crédito Público, con 12 votos a favor y siete en
contra; y la de Estudios Legislativos Segunda, con 10 a favor y seis en contra, aprobaron el
dictamen mediante el cual se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal
de 2024.
En dicha ley no se contemplen nuevos impuestos, ni aumentos a los vigentes, a efecto de
beneficiar a las y los mexicanos.
AUDIO VIDEO FOTOS ADJUNTO
El documento estima que los ingresos que percibirá la Federación el siguiente año serán por
un total de nueve billones 066 mil 045.8 millones de pesos; de los cuales cuatro billones 942
mil 030.3 millones de pesos corresponden a Impuestos; 535 mil 254.7 millones de pesos a
Cuotas y Aportaciones de Seguridad Social; 36.5 millones de pesos a Contribuciones de
Mejoras; 59 mil 091.4 millones de pesos a Derechos.
Ocho mil 641.6 millones de pesos a Productos; 193 mil 877.0 millones de pesos a
Aprovechamientos; un billón 312 mil 289.4 millones de pesos a Ingresos por Ventas de Bienes,
Prestación de Servicios y Otros Ingresos; 277 mil 774.3 millones de pesos a Transferencias,
Asignaciones, Subsidios y Subvenciones, y Pensiones y Jubilaciones; y un billón 737 mil 050.6
millones de pesos corresponden a Ingresos Derivados de Financiamientos.
De igual forma, en la minuta estima una recaudación federal participable por un total de cuatro
billones 564 mil 924 millones de pesos.
La propuesta que reforma la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, en
materia del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, fue aprobado por la Comisión
de Hacienda y Crédito Público con 14 votos a favor y seis en contra; mientras que la Comisión
de Estudios Legislativos Segunda, lo avaló con 11 votos a favor y cinco en contra.
El dictamen está encaminado a ampliar las fuentes de recursos que suministran el Fondo de
Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, lo que permitirá robustecerlo para que sea
posible capitalizar el fondo de forma más rápida.
Finalmente, las y los integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público aprobaron con
18 votos a favor y uno en contra, el dictamen que reforma la Ley Federal de Presupuesto y
Responsabilidad Hacendaria en Materia de Anexos Transversales, mientras que la Comisión
de Estudios Legislativos Segunda, con 14 votos a favor, uno en contra y una abstención.
De esta manera, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al elaborar los calendarios del
Presupuesto deberá incluir dentro de los Anexos Transversales, los conducentes en materia de
anticorrupción.
El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, Rafael Espino de la Peña,
afirmó que “se goza de una buena posición fiscal y financiera, gracias a la responsabilidad con
la que se ha manejado la política fiscal en el país.
Aceptó que un indicador muy positivo es el hecho de que se mantenga la deuda en niveles
sostenibles y la mejor guía es compararla en función del Producto Interno Bruto.
Mencionó que, a pesar de que sí hay un déficit mayor y se están solicitando más recursos, los
presupuestos se han manejado en lo general de manera austera y responsable.
En este sentido, agregó que, pese a la pandemia, México es uno de los países con menores
niveles de endeudamiento y contrario a lo que sucedía anteriormente, este Paquete Económico
está enfocado a fortalecer los programas del bienestar y a terminar las obras de gobierno.
El senador de Morena, José Narro Céspedes expresó que la deuda que se busca adquirir de
48.8 por ciento “es manejable y sustentable”, porque está por debajo de las previsiones de las
calificadoras que plantean que podría ubicarse en 56 por ciento. Refirió que con Felipe Calderón
la deuda tuvo un crecimiento nominal de 88 por ciento, mientras que con Peña Nieto de 79 por
ciento.
De Acción Nacional, Damián Zepeda Vidales dijo que el Gobierno busca contraer 1.9 billones
de pesos “de un endeudamiento brutal”, cuando se debería aprovechar el Paquete Económico
para incentivar la economía; pero “nos estamos quedando cortos cuando México está para
hacer cosas extraordinarias que nos permitan detonar el desarrollo”.
Del PRI, la senadora Claudia Edith Anaya Mota, aseguró que México tiene el déficit más grande
de los últimos 30 años, el dinero del país se va en recursos que se pagan a las entidades
federativas, el pago de deuda y de pensiones. “Lo que tiene que ver por cómo se ha desbordado
el gasto”.
En tanto, la senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso, del PT, pidió a los y las legisladoras de
oposición que, durante la discusión en el Pleno, precisen la suma de las amortizaciones que se
tienen que pagar por los hospitales que se hicieron en administraciones pasadas y no han
concluido.
El senador Gustavo Madero Muñoz, del Grupo Plural, señaló que por primera vez en la historia
se financia 25 por ciento de la Ley de Ingresos con deuda interna, además de que el proyecto
del Ejecutivo contempla 18 mil millones de dólares de endeudamiento externo, recursos que
dijo, dejarán las finanzas “colgadas con alfileres” para que la próxima presidenta “tenga una
bomba de tiempo en las manos”.
La senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas consideró que no hay voluntad de hacer un análisis,
consensar con la pluralidad y modificar la propuesta, sino que “se generan condiciones de una
discusión apresurada, se impone una mayoría y se envía al Ejecutivo sin alterarse nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *